21sep2012

Os queremos rescatar una historia que nos ha llamado mucho la atención. Se trata de un pingüino que se llama Frodo, y vive en Faunia.

Frodo sufrió una caída al poco de nacer, y se quedó cojo por una herida en una pata. Por culpa de esta herida, que le impide caminar bien, es excluido por sus compañeros, e incluso por sus familiares.

Desde Faunia hicieron un llamamiento para que alguna empresa fabricase un zapato protector, para permitir que la herida de Frodo curase. Una empresa ortopédica ha hecho un zapato a medida de Frodo, con un revestimiento de neopreno y una plantilla. Gracias a él puede caminar normalmente y hacer una vida prácticamente normal.

Con esta experiencia de Frodo queremos transmitiros la importancia de un buen calzado. Muchas veces no le damos importancia a nuestros pies, pero debemos tener en cuenta que son los que nos mantiene de pie todo el día, y un pequeño problema en ello puede causar problemas de rodilla, cadera… Por eso un buen calzado y de calidad es fundamental para nuestra salud.

Ánimo con tu recuperación, Frodo.

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía

Dejar un comentario

He leido y acepto la politica de privacidad.

Páginas